• Campamento Inteligencia Emocional en Julio

    Campamento Inteligencia Emocional en Julio

    16 de Abril de 2018


    Campamento Inteligencia Emocional para niños de 6 a 16 años.

    Lugar del campamento: Marina Coruña, Paseo Alcalde Francisco Vázquez s/n - 15001 ACoruña.

    Fechas del 2 al 6 de julio de 2018 

    Horario de 10 a 16:30 h


    Abrimos plazo de inscripción de nuestros campamentos de verano de Inteligencia Emocional ( julio y agosto ).

    Reserva tú plaza: 663 458  081 -  veronicarey@inandoutpsicologia.com


  • Campamento Inteligencia Emocional en Agosto

    Campamento Inteligencia Emocional en Agosto

    16 de Abril de 2018


    Campamento Inteligencia Emocional con actividades acuáticas para niños de 6 a 16 años. 

    Lugar del campamento: Marina Coruña, Paseo Alcalde Francisco Vázquez s/n - 15001 ACoruña. 

    Fechas del 6 al 10 de agosto de 2018  

    Horario de 10 a 16:30 h

    Abrimos plazo de inscripción de nuestros campamentos de verano de Inteligencia Emocional ( julio y agosto ).

    Reserva tú plaza: 663 458  081 -  veronicarey@inandoutpsicologia.com


  • Terapias de pareja: ¿Cuándo necesitamos acudir a un especialista?

    Terapias de pareja: ¿Cuándo necesitamos acudir a un especialista?

    24 de Mayo de 2017


    Las relaciones de pareja suelen volverse complicadas por diversos motivos: monotonía y rutina, problemas constantes para llegar a acuerdos, falta de tiempo para momento íntimos, cambios en la forma de ser de uno mismo o de la pareja, etc. Todos ellos y otros más suelen llevar a conflictos en la convivencia diaria. 

    Es por ello, que para evitar llegar a situaciones límite, es importante poder asistir a una terapias de pareja, para recibir las pautas y orientaciones adecuadas con la finalidad de poder resolver los conflictos y problemas que no están dejando a cada una de las personas que como pareja puedan funcionar de manera armónica. 

    Terapias de pareja en A coruña. Consulta Verónica Rey. 


  • Taller de Asertividad para niños

    Taller de Asertividad para niños

    14 de Julio de 2016


    La conducta socialmente habilidosa es ese conjunto de conductas emitidas por una persona en un contexto interpersonal que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de esta persona de un modo adecuado a la situación, respetando las conductas de los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos a la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas.

    Por asertividad se entiend la capacidad de autoafirmar los propios derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás, poder emitir a otras personas posturas, creencias y opiniones sin sentirse incómodo.

    Al igual que otras conductas las habilidades para ser asertivo se aprenden. Un estilo asertivo no se hereda.

    Objetivos de este taller:

    - Conocer las diferentes formas de comunicación.
    - Conocer los derechos asertivos que tienen las personas.
    - Respetarse a uno mismo y a los demás.
    - Fortalecimiento de la autoestima, no sentirse ni inferiores ni superiores a los demás.
    - Saber expresar sus sentimientos.
    -Control emocional.
    -Fortalecimiento de relaciones interpersonales.
    - Fomentar la empatía.

    Fechas y Horario:

    Del 18 al 22 de Julio de 10:00-14:00 hrs.

    Lugar:
    In&Out Psicología
    Teniente General Gómez Zamalloa Nº3 1C ( La Coruña)

    Contacto:

    Tlf: 663.458.081

  • In & Out en La Voz de Galicia

    In & Out en La Voz de Galicia

    14 de Julio de 2016


    Muchas gracias a La voz de Galicia y esperamos que os guste!

    En In&Out estamos felices. Hoy es un día de fiesta y agradecimientos varios y no queremos olvidarnos de nadie.
    Felices porque nuestro campamento de inteligencia emocional es hoy protagonista de nuevo en los medios con una entrevista en La Voz de Galicia sobre esta actividad y su importancia en el desarrollo de los niños. Felices porque vemos los frutos del trabajo hecho en los últimos años y de la acogida de las familias.

    "El 85% del éxito en la vida se debe a una buena inteligencia emocional"



  • Psicología infantil A Coruña - La prevención del "bullying" empieza por los padres

    Psicología infantil A Coruña - La prevención del "bullying" empieza por los padres

    5 de Mayo de 2016


    La prevención del "bullying" empieza por los padres.

    Si en un hogar prima la violencia, la falta de comunicación y de respeto, es muy seguro que ahí se esté criando a un niño agresor o a una víctima de “bullying”.

    El “bullying” o acoso escolar es el abuso repetido, en el caso de la escuela, de un niño hacia otro más vulnerable . Se trata de un maltato constante que puede ser verbal, psicológica y física, que se puede dar también vía internet, en redes sociales (ciberbullying); y además, tiene tres componentes básicos: el acosador, la víctima y el entorno.

    El niño acosador, tiene múltiples características, pero resaltan su agresividad e impulsividad. Son personas que buscan atención y amor, carencias que vienen desde casa, donde tienen como ejemplo a una madre o padre violentos, y esa es la razón que los lleva a ser agresivos con sus compañeros. Además, en muchos casos tienen una idea distorsionada de liderazgo, que los hace ganar un falso respeto de su entorno mediante el miedo.

    Las víctimas de bullying, son personas que carecen de habilidades sociales. “No defienden sus opiniones ni derechos personales, no tienen capacidad de decir lo que piensan y dejan que decidan por ellos; de autoestima baja y posiblemente inmersos en una familia autoritaria.

    Otro factor muy importante es el ambiente en que se desarrolla la agresión. En un colegio, son los compañeros quienes componen el entorno de la víctima y acosador, ellos pueden denunciar o hasta festejar este tipo de violencia. Muchas veces el silencio de los espectadores ante el “bullying”, fomenta generar más violencia.

     Los padres deben estar pendientes de las conductas de sus hijos, la comunicación es fundamental para reconocer si un escolar es víctima o acosador. Pero para evitar que este tipo de situaciones continúen, es importante que los progenitores refuercen la autoestima de sus hijos, y eso se logra mediante el afecto y reconocimiento de las conductas positivas de los escolares.

    Hay una tendencia a culpar al “niño malo” que causa el bullying como si esta tendencia fuera congénita, sin fijarnos que las raíces de ello podría tener en las actitudes de los propios padres. Por ejemplo, si los padres se focalizan solamente en cultivar la autoestima,  felicidad y logros de sus propios hijos, ignorando las necesidades que tienen los otros niños,  ayudarán poco a sus hijos a asumir responsabilidades y dar la cara por las necesidades de los demás.

    La denuncia es importante para terminar con el “bullying” en los colegios. Los profesores también cumplen un rol importante en este fenómeno social, pero son los padres, quienes tienen en sus manos formar un niño seguro, o todo lo contrario.

    ¿ Y qué hacer si tu hijo sufre acoso escolar? Si tu hijo sufre acoso escolar habla con él, y comprométete a ayudarlo a resolver este problema. Los padres siempre deben creer en el relato de su hijo y apoyarlo. No deben quitar importancia al asunto, ni culpar a la víctima. Todavía hoy el principal problema de los niños acosados es que no les creen, o trivializan lo que cuentan y sofocan el relato del niño. Esto es muy grave porque el hogar es el único lugar donde el niño puede contarlo, pero a veces los padres sufren o les genera angustia y no quieren saber, y lo despachan con un 'Pues pégales tú más fuerte'".



  • Campamento de Inteligencia Emocional

    Campamento de Inteligencia Emocional

    5 de Mayo de 2016


    Desde In & Out os presentamos nuestro nuevo proyecto pionero en Galicia, la I Edición del Campamento de Inteligencia Emocional junto con actividades acuáticas, deportivas y lúdicas: vela, surf, windsurf, excursiones y muchas otras sorpresas¡¡¡¡

    Nos hace mucha ilusión hacer este proyecto junto con la Federación Gallega de Vela y contando así con los mejores profesionales en el ámbito naútico y con la colaboración de Escuela para Educadores.

    Para más información, no dudéis en poneros en contacto con nosotros!!!

    Teléfono 663 45 80 81


  • Psicología infantil Coruña - Socorro¡¡¡¡ Mi hijo tiene una rabieta¡

    Psicología infantil Coruña - Socorro¡¡¡¡ Mi hijo tiene una rabieta¡

    3 de Mayo de 2016


    SOCORRO, MI HIJO TIENE UNA RABIETA!

    Las rabietas forman parte del desarrollo normal de un niño pero… ¿ Qué hacer ante ellas?, ¿ Cuáles son los límites?, ¿ Desaparecerán algún día? . Éstas son algunas de las cuestiones que suelen preguntar muchos padres cuando pasan por la consulta.

    Las rabietas son conductas que forman parte de una fase del desarrollo normal de un niño; Por lo general comienzan a darse a partir del primer año y empiezan a hacerse más frecuentes en el segundo año de vida. Sobre los cuatro años esos berrinches tienden a disminuir, en frecuencia y duración, a medida que el niño va incorporando el lenguaje.

    Una rabieta es una forma inmadura de expresar un enfado, es la forma que tienen los peques de comunicar su frustración. Los niños no tienen la capacidad de expresar a través del lenguaje sus emociones y lo hacen a través de la conducta. A estas edades empiezan a definir su persona, el niño va adquiriendo conciencia de sí mismo, comienzan a fortalecer su individualidad y a comprender que son seres diferenciados de sus padres. Irán manifestando la necesidad de tomar sus propias decisiones , apareciendo aquí también la etapa del "no".

    Probablemente, en varias ocasiones, los peques os han puesto a prueba vuestra paciencia y aunque esto no sea de consuelo para los padres, no se debe perder de vista que esta etapa es absolutamente necesaria y positiva dentro del desarrollo del niño. Si los niños no han mostrado ninguna rabieta antes de los cuatro años, entonces, sí me podría preocupar.

    En esta etapa, será necesario mantener un equilibrio entre respetar su autonomía, dejar que tome sus propias decisiones, y no consentir ni acceder a todas sus exigencias.

    ¿CÓMO ACTUAR ANTE UNA RABIETA?

    Existen diferentes motivos por los que se pueden producir una rabieta, para poder actuar eficazmente es importante reconocerlos.

    Los berrinches pueden producirse por hambre, sueño o cansancio. En este caso, si sospechas de esto, la solución es proporcionarle al peque lo que necesita.

    También se pueden darse por frustración con ellos mismos, cuando no consiguen abordar una determinada tarea ( acabar un juego de la play o una tarea escolar por ejemplo) o cuando no se sienten entendidos por los padres. En estos casos, tu hijo necesita unos padres que le escuchen. Expresarle cariño, apoyo y comprensión es determinante: ¿ Te puedo ayudar en algo? "Sé que es difícil pero, la próxima vez mejorarás ". Elogiarle por no darse por vencido ante la tarea y hacer que el niño se centre en lo que se le da bien es muy importante.

    Los niños pueden tener rabietas para exigir algo, tal vez quieran ese helado de chocolate , salir a la calle cuando no se puede porque llueve o abrir los armarios para coger toda la ropa de mamá. En este tipo de rabietas puede ser que a tu hijo se le dé por golpear, gritar, contener la respiración …mientras que tu hijo no tenga un comportamiento destructivo puedes dejarlo tranquilo. Trata de desviar su atención hacia alguna otra cosa puede resultar efectivo.

    Es muy importante mantener la calma y tener presente siempre que las rabietas no se producen por fastidiar. No hay que gritarle y mucho menos pegarle un azote, después de pegar a nuestro hijo acabamos con cualquier otro recurso de educación, negociación o aprendizaje. Es importante mantener una posición firme dando ejemplo siempre de nuestro autocontrol.

    Una vez comenzada la rabieta, no hay que ceder a las demandas de los hijos, cuanto más larga sea la rabieta, más importante será no ceder. En caso contrario, si perdemos la paciencia y complacemos al niño, aprenderá que esa es la forma de conseguir lo que desea y será mucho más difícil eliminarlas.

    No trates de razonar con tu hijo en estos momentos pero sí es necesario ponerle nombre a sus sentimientos: " Estás enfadado porque te gustaría salir a la calle y está lloviendo, cuando se te pase el enfado ven y te doy un abrazo"," Te dejaré solo hasta que te calmes, cuando estés calmado hablamos si te apetece".

    El contacto físico calma a los niños, si no le apetece que le abraces no lo hagas pero, si te lo permite, abrázalo para ayudarle a autorregularse.

    Si las rabietas continúan lo mejor es ignorarles por completo, ( extinción), retirarles la atención y dejarles que se desahoguen. No hay que amenazar al niño, simplemente hay que dejar que se calme solo sin perderle de vista. No es necesario que se quede solo mientras se calma, lo que pretendemos es enseñar al peque a que sus rabietas no dan resultado y que hay otras formas de gestionar y manifestar su enfado pero, que nosotros vamos a estar siempre ahí.

    Algunas veces, las rabietas son demasiado agresivas, reacciones exageradas y desproporcionadas, aquí es cuando tu hijo te pide, a gritos, unos límites. Algunos ejemplos de estos casos son:


    * Tu hijo te pega.
    * Tu hijo llora o grita durante tanto tiempo que pierdes la paciencia y te sientes desbordada.
    * El niño tiene una rabieta en un lugar público, tal como un restaurante .
    * Tu hijo arroja algún objeto o causa daños materiales durante la rabieta.


    Es importante sujetar al niño cuando puede causar daños o lastimarse. Si está molestando en un lugar público, lo apartaremos a un lugar más relajado sin amenazarle ni decirle nada hasta que se tranquilice. Vivir con normalidad el comportamiento de tu hijo hará que no pierdas los nervios.

    Si va a romper algo, retira el objeto de su alcance con tranquilidad y si por su seguridad es necesario contenerlo físicamente, hazlo con firmeza y afecto. Algunos niños no quieren ser consolados, es importante cogerle en brazos solo si sirve de algo.

    Cuando se vaya tranquilizando no se le debe ni gritar ni castigar, es importante elogiar a los hijos cuando se van controlando, cuando muestra su enfado con palabras y está dispuesto a cooperar.

    ¿ CÓMO PODEMOS HACER PARA EVITAR UNA RABIETA?

    Mantener la calma, hablar con tranquilidad y escucharle.

    Ayudar a los niños a que expresen sus deseos dándoles la capacidad de elegir, ofreciéndoles alternativas. ¿ Qué prefieres ir al parque o a la playa?, ¿ Quieres verduras o pescado?.

    Ser flexibles, ponte en su lugar, sé comprensiva y no le exijas que se comporte como un adulto.

    Los adultos, al igual que los niños, no tenemos una personalidad estática en el tiempo. Ni tenemos siempre unos días geniales ni al contrario. A veces eres más bromista, otras más serio, ante determinadas situaciones te enfadas con más facilidad…Tras una rabieta, es muy importante NO ETIQUETAR al niño " Es un caprichoso", " Siempre quiere hacer lo que le da la gana". Clasificar a los niños por sus errores, puede hacer que acaben adquiriendo los papeles que les asignamos.









  • Psicología infantil  Coruña - Educando a tú hijo con fortaleza

    Psicología infantil Coruña - Educando a tú hijo con fortaleza

    29 de Abril de 2016


    EDUCANDO A TU HIJO CON FORTALEZA

    Para tener fortaleza, hay que estar seguro de uno mismo. La base de la seguridad de las personas residen en el amor y respeto que reciben de las personas que quiere. Por eso, trata a tu hijo como a la persona más importante del mundo. Dile a menudo que lo quieres.

    Enséñale autocontrol. Enséñale a acabar lo que empieza, a dilatar la gratificación, a controlar sus impulsos. Para ello, desarrolla con él un vocabulario de sentimientos. Escribe con tu hijo todos los sentimientos (enfado, tristeza, odio, amor..) todos los adjetivos que muestran enfado o tristeza: enojado, irritado, enfurecido, etc. Cuando tu hijo esté enfadado, úsalas para que pueda identificar sus sentimientos: “Parece que estás realmente furioso; hoy los deberes son más difíciles que otros días ¿verdad?”. Sentirse comprendido es el primer paso para hacer frente a los problemas.

    Estimula su aprobación interna. Haz que tu hijo no dependa de tu aprobación sino de su propio reconocimiento. Para ello, cambia los pronombre “yo” por “tu“. No le digas: Estoy muy orgullosa porque no has caído en la provocación de tu hermano. En su lugar, dile: Debes estar muy orgulloso por no haber caído en la provocación de tu hermano. Actuando de este modo, conseguirás que se mueva por sus propios objetivos y opiniones, no por lo que piensen los demás de él.

    Sé modelo de autocontrol para tu hijo. Si estás en una cola y alguien se cuela, si conduciendo te pitan e insultan, si se te ha borrado el trabajo del ordenador o si tu hijo te reta a una lucha de poder recuerda que eres su modelo de autocontrol y coherencia. Tenlo en mente y aprovecha las circunstancias del día a día para enseñar autocontrol a tus hijos.

    Pregúntate si compras impulsivamente, si discutes con demasiada vehemencia, si te dejas llevar por tu estado de ánimo; si te quejas cuando las cosas no salen como deberían, si te niegas a comer lo que no te gusta... Son pequeños detalles que los niños registran en sus mentes y van conformando su personalidad.

    Habla con tu hijo sobre lo que es autocontrol. Explícale que cuando “se aguantan las ganas” de insultar a un compañero que le ha ofendido o de jugar al ordenador cuando no toca, está teniendo autocontrol. Identifica las diferentes situaciones del día en que tu hijo supera la tentación y házselo saber: Ana te ha dicho en el colegio que hagas una cosa que tu no querías hacer y no la has hecho. Eso es autocontrol. Debes estar muy contento de haberlo conseguido. Acostúmbrate a utilizar la palabra “autocontrol” en tu casa para que aprendan a reconocer en ellos esta cualidad.

    Dale responsabilidades a tu hijo, además de la de estudiar y sacar buenas notas. Reparte de manera proporcional las tareas del hogar y exige su cumplimiento.

    Argumenta pero exige. Hay cosas que se pueden negociar pero hay otras que deben aprender a aceptar sencillamente por sentido común.

    Demuestra que lo quieres con tu tiempo, con tu presencia, con tu ánimo y con tus palabras pero no evitando que consiga cosas por sí mismo, esforzándose y superándose. Dale espacio y tiempo para aprender a superar por sí mismo sus problemas.

    Enséñale a enfrentarse a la injusticia. Utiliza para ello las reuniones familiares. En ellas tus hijos se implicarán y podrán defender sus puntos de vista, respetando los de los demás. El objetivo es que, con el tiempo, sean capaces de defender sus principios y actuar en consecuencia.

    Enséñale deportividad, enséñale a jugar limpio. El deporte es una gran herramienta para fomentar el esfuerzo, la perseverancia y la superación de uno mismo.

    Establece unas normas claras y sus consecuencias. Asegúrate que todos las conocen y trata de cumplirlas, tú el primero. Un solo consejo: sé consecuente con ellas.

    Fomenta el sentido del humor. Evita sobredimensionar los problemas con buen humor y alegría. Un padre o una madre divertidos y alegres son tan o más dignos de crédito que aquellos padres huraños y culpabilizadores.

    Ser valiente es una forma de ser fuerte, querer a un niño significa hacerle fuerte, autónomo, esforzado y capaz de hacer cosas que no le gustan, pero le convienen para su formación.





































  • Psicología infantil Coruña - Comenzar el pie con buen curso

    Psicología infantil Coruña - Comenzar el pie con buen curso

    21 de Abril de 2016


    COMO EMPEZAR EL CURSO CON BUEN PIE. PREVINIENDO EL FRACASO ESCOLAR

    Los primeros días de la guardería o el colegio suelen ser un poco estresantes para toda la familia. Los peques, las mamás y papás tenemos que cambiar de horarios pasando ese periodo de adaptación que a veces resulta tan complicado. Nuestros hijos necesitan acostumbrarse a su nueva etapa escolar, adaptarse al aula, a los profes, a sus compañeros...para que su aterrizaje sea más llevadero. Trasmitir seguridad a los peques, explicarles lo importante que es hacerse mayor y lo bien que lo están haciendo es importantísimo.

    Superado este proceso de adaptación, el rendimiento académico de nuestros hijos supone otro tema de preocupación.

    El fracaso escolar en nuestros días es una problemática muy común y las mamás y papás dedicamos mucho esfuerzo en buscar alternativas para solucionarlo, aún así, son muchas las ocasiones que el resultado obtenido no es el deseado.

    ¿ Por qué no sacan buenas notas nuestros hijos? ¿ Cuáles son las causas del fracaso escolar?

    Es fundamental que los peques crezcan en un ambiente estimulante. Aquí el papel de la familia es importante. Los valores que ésta trasmita van a ser cruciales en los hábitos e intereses de los peques, así como en su forma de actuar. La implicación de la familia (mamá y papá) en la vida escolar de las niñas y niños es importante para que perciban el interés y ellos mismos se impliquen en sus tareas escolares.

    Cuando las niñas y niños tienen una baja autoestima, tenderán al fracaso escolar. Las malas notas, hacen que se perciban como incapaces de alcanzar el nivel óptimo y ello lleva a la pérdida de interés. Los peques prefieren ser vistos como vagos y no como tontos, por lo que prefieren no intentarlo por no fracasar.

    Para lograr algo, hay que hacerlo. Si los pequeños no están motivados, les costará alcanzar el nivel adecuado. Tener una buena concentración ayuda a construir conocimientos y aprendizajes. La falta de atención repercute notablemente en el fracaso escolar.

    Las dificultades en el aprendizaje son una de las causas más comunes que llevan al fracaso escolar. Dislexias, falta de motivación, trastornos por falta de atención ( por insuficiente o excesiva) etc. Con la atención adecuada, estas dificultades son superables. Es imprescindible hacer una detección temprana de las mismas y tratarlas de manera adecuada.

    Cualquier problema que afecte al bienestar emocional de nuestros peques hará que afecte en su rendimiento académico.

    En ocasiones el bajo rendimiento viene provocado por ausencia de técnicas y hábitos de estudio.Si no les enseñamos a estudiar, es difícil que obtengan los resultados deseados.



    ¿ Qué podemos hacer para prevenir el fracaso escolar?

    No nacemos sabiendo estudiar por lo que A ESTUDIAR TAMBIÉN HAY QUE APRENDER.

    • Hábitos de estudio. Es importante crear un buen hábito de estudio desde pequeños. Un ambiente adecuado para que realicen las tareas tranquilamente. Todos los días es bueno que se sienten en su lugar de trabajo a hacer alguna tarea, no tiene que ser durante mucho tiempo, pero sí que estén centrados en esa tarea. Es bueno que la tarea sea de su interés y que no lo perciba como un castigo o una obligación.



    • Anímales, motívales. Si se cansan antes de tiempo, no dejes que abandone la tarea, estimúlale para que puedan terminarla y si necesitan ayuda, siéntate con tu peque a explicarle lo que necesite.



    • Habla con tu hijo, explícale que con esfuerzo puede lograrlo y que le aportará satisfacción personal.



    • Cada caso es diferente, si tu hijo presenta dificultades en el aprendizaje deberemos de actuar de otra forma. Si presenta algún conflicto emocional, debemos de centrarnos primero en resolverlo. Pide ayuda a un profesional para solventarlo.



    • Crea un ambiente feliz y sano, libre de conflictos y malestar emocional. Si hay algún conflicto, enséñale a afrontarlo de manera constructiva.



    • Quiere a tu hijo por él mismo, hazle ver que le quieres independientemente de sus éxitos y de sus fracasos. No permitas que se vean como unos fracasados o perdedores. NO HAY FRACASO, existe el APRENDIZAJE.



    • Estimula los procesos de lectoescritura de tu peque. Lee con ellos desde pequeños, haz que lean cuando ya sepan. Que lo hagan de forma comprensiva y que resuman lo entendido de forma escrita sería un buen ejercicio.



    • Refuerza positivamente los éxitos académicos de tus hijos.

    No olvidemos nunca que: "El fracaso no existe, existe el aprendizaje". Para mí, es una forma sencilla y enriquecedora de ver las cosas. Se trata de analizar los resultados desde otro punto de vista, un punto de vista que aporta, que da luz, que abre la mente y por encima de todo, que motiva a seguir intentándolo.

    Y por último, para todos aquellos que de una forma u otra nos dedicamos a la educación de los peques recordar que: "Educar no es llenar un vacío sino encender una llama". Si un niño no puede aprender de la manera en la que le enseñamos, quizás deberíamos enseñarle de la manera que él aprenda.

    "La educación no es la respuesta a la pregunta. La educación es el medio para encontrar la respuesta a todas las preguntas". William Allin









  • Psicología infantil Coruña - Hablando de sexo

    Psicología infantil Coruña - Hablando de sexo

    21 de Abril de 2016


    HABLANDO DE SEXO

    Se me ocurre una pregunta…¿Cuál diríais qué es la mejor edad para comenzar a hablar y educar la sexualidad en nuestros hijos? ¿ A los 9? ¿A los 14? ¿A los 16?

    Y si os dijera que pienso que no hay ninguna edad adecuada para hacerlo. Los temas y los contenidos que se trabajan dependiendo de la edad, son diferentes. Antes de hablar sobre estos temas, es importante que apartemos cualquier prejuicio ideológico o religioso y nos sepamos adaptar al carácter y madurez del pequeño. No vamos a hablarle a un niño de 5 años de infecciones de transmisión sexual así como no vamos a ir a un aula con chavales de 18 años a hablarles de los posibles cambios que se van a producir en la adolescencia porque llegamos un poco tarde ya ¿no?

    Por tanto son los contenidos los que se tienen que adaptar a la edad de nuestros chicos y chicas, no al revés.

    Sin duda para un papá es muy difícil abordar los temas de sexualidad con sus hijos, pues siente que puede ser vulnerable ante preguntas para las que quizá no tenga respuestas o que no sabrá cómo explicar.

    No sabemos cuando nuestros hijos comenzarán a cuestionarse al respecto de estos temas por lo que, lo primero es prepararse para que no nos cojan desprevenidos. Es muy importante tomarnos las preguntas con naturalidad y tranquilidad, si comienzas a manifestar nerviosismo o evades el tema puede resultar contraproducente. Normalmente si preguntan es porque escucharon hablar del tema o vieron algo. Las toneladas de datos equívocos que circulan en internet o los compañeros de clase no siempre son los más indicados para resolver las dudas del niño. Por eso, ¿quién mejor que nosotros para asumir el rol de educadores sexuales?

    Entre los 9 y 10 años los niños comienzan a sentir curiosidad por su cuerpo y por el de sus compañeros de clase o amigos, es por eso que se puede aprovechar en los momentos en los que ellos externen algo para hablar al respecto, si es que ellos no nos preguntaron nada antes.

    Emplear un lenguaje muy claro así como enseñarles a reconocer su propio cuerpo, les dará seguridad para hablar del asunto.

    Los niños son pequeñas esponjas que absorben todo lo que pasa alrededor, y les gusta hablar de sus cosas también. Dibujando, escribiendo y cantando, se pueden tratar conceptos tan importantes como el cuerpo humano, el concepto de intimidad, la diversidad, el valor de la diferencia entre niñas y niños como algo positivo etc.

    Lo más importante es que las niñas y niños se sientan a gusto, pudiendo opinar y escuchar y que se den cuenta de que lo importante en ese espacio son ellos, cada personita que está creciendo y desarrollándose.

    Apostar por una educación de la sexualidad, de las sexualidades en plural, es importante. Facilitar un espacio donde hablar de todas las dudas, dificultades, preocupaciones e inquietudes que tienen nuestros hijos, es la base para que ellos mismos vayan desarrollando su sexualidad y la puedan vivir de manera satisfactoria así como sentirse a gusto consigo mismos.

    Recuerda que puedes ayudarte de especialistas o materiales bibliográficos para aclarar tus propias dudas y poder explicarles a tus hijos de la manera más clara posible la forma más plena y segura de vivir su sexualidad.

    Los niños no se traumatizan con el sexo si les transmitimos amor y naturalidad. Al contrario: la prohibición, coacción, ocultación o muestra del sexo como algo sucio y pecaminoso genera traumas y rebeldía.

  • Educar con inteligencia emocional

    Educar con inteligencia emocional

    7 de Abril de 2016


    Soy madre de una hija maravillosa y además psicóloga, pero ni soy la madre perfecta ni mi hija es perfecta. Movida por mi intuición me decidí a especializarme cada vez más en algo tan fundamental como es la inteligencia emocional, intentar dar lo mejor de mí en la educación emocional de mi hija y mis pacientes es muy importante.

    ¿Qué es la inteligencia emocional? ¿Qué podemos hacer los padres y madres para favorecer el desarrollo de la inteligencia emocional?

    Las emociones nos acompañan día a día, el saber reconocerlas, comprenderlas y gestionarlas, es imprescindibles para que nuestros hijos se desenvuelvan en la sociedad de una forma más eficiente.

    Los niños, desde muy pequeñitos, aprenden a leer las emociones de los demás y a ser empáticos, es decir,” a ponerse en los zapatos de los demás”. No entienden esas emociones ni saben expresarlas pero sienten empatía cuando alguien reacciona y siente de determinada manera. Decodificar las emociones de las personas que nos rodean es una de las herramientas más importantes del desarrollo emocional, esto nos permite ser compasivos, respetar, comprender a los demás, no juzgarles y ayudarles.

    Un bebé durante sus primeros meses de vida es muy sensible y receptivo a las emociones de los demás, sobre todo a las de la mamá. Seguramente has notado que cuando una mamá se siente ansiosa porque no puede calmar a su bebé, la mayor parte de las veces lo que ocurre es que el bebé se siente igual de ansioso y le cuesta más trabajo calmarse; o habrás notado que cuando una mamá está feliz y contenta, su bebé se siente tranquilo. Esto es lo que se conoce como empatía y regulación emocional, si trasmitimos tranquilidad, es más probable que nuestro hijo se calme pero si por el contrario trasmitimos estrés, generalmente nuestro bebé se estresará.

    Sobre los cuatro meses, es cuando los peques empiezan a reconocer y distinguir ciertas emociones como la tristeza y felicidad. A partir del año se genera una empatía en los bebés que pueden sentir en carne propia las emociones de sus padres. Nuestros hijos a estas edades adaptan sus propias emociones a las de los adultos.

    A partir de los dos años, es la edad ideal para iniciar a los niños en el reconocimiento de las emociones básicas: La alegría, tristeza, miedo y rabia se empieza a reconocer, aunque no siempre aciertan, en la cara de los adultos las expresiones faciales de estas emociones. A través del dibujo, podemos hacerles preguntas del tipo: “¿Qué le pasa al niño?” “¿Por qué crees que se siente triste?”. Esta es una forma genial para que aprendan a reconocer sus emociones y las de los demás, al mismo tiempo que vamos fomentando su empatía.

    Para desarrollar la empatía es necesario razonar con ellos/as continuamente mediante preguntas: ¿Cómo crees que se siente tu amigo después de haberle mordido?, ¿Por qué crees que está llorando tu prima?

    A partir de los 5 años los niños ya deberían de saber reconocer las emociones de forma habitual: ” Estoy tiste porque me has gritado y no me gusta que lo hagas”, “estoy contento porque mañana nos vamos a la playa”.

    No es raro que los niños se vean desbordados muchas veces por sus emociones, la frustración en forma de rabieta es un ejemplo que todos conocemos . Es muy importante que los padres no reforcemos estas situaciones. Una vez finalizado el enfado, podemos enseñarles que antes de gritar o pegar, es mejor expresar en voz alta lo que les molesta. Enseñarles a expresar sus sentimientos desde pequeños les ayudará a relacionarse mejor con el mundo que les rodea.

    A partir de los 9 años surgirán las emociones secundarias como son la ansiedad, el amor, la vergüenza, el orgullo, la culpa… Nuestros hijos deben sentirse seguros ante estas nuevas emociones, habrá situaciones que les causen mucha ansiedad como por ejemplo un examen , y deben aprender a gestionarlas.

    Hablar con nuestros hijos, preguntarles como se encuentran, razonar con ellos, es algo muy importante en su educación. Debemos favorecer el que puedan expresarse, permitir que den su opinión, que pongan encima de la mesa sus sentimientos y preocupaciones. Debemos acostumbrar a nuestros hijos al sentido del humor, a ser optimistas y a tener expectativas de éxito.

    El desarrollo de la inteligencia emocional supone una oportunidad única para educar a nuestros hijos para que aprendan a ser felices y tengan mayor éxito tanto en la escuela como en su vida privada. Ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales y emocionales afectará de manera positiva a su salud y bienestar a largo plazo.

    Educar, no es repetir las mismas cosas. Educar es enseñarles a soñar, a probar, a crear, a luchar y a creer en ellos mismos.


  • 12 de Marzo, Charla gratuita sobre Escuela de Padres

    12 de Marzo, Charla gratuita sobre Escuela de Padres

    7 de Marzo de 2016


    El sábado, 12 de marzo, tendrá lugar en nuestra academia una charla gratuita impartida por la psicólogaVerónica Rey (In&Out Psicología) Nº de reg. sanitario: C-15-003373.

    A la hora de educar, las dudas y miedos se presentan constantemente en la vida de cualquier educador. El conocimiento de las diferentes etapas que comprende el desarrollo de los niños, el aprendizaje, las técnicas de modificación de conducta (para eliminar o instaurar conductas), son imprescindibles para afrontar este proceso con éxito.

    Un apego seguro, poner límites de la forma adecuada, gestionar las rabietas, fomentar una autoestima sana y fuerte o transmitir valores son algunos de los objetivos que se propone cualquier padre o madre comprometido.

    Esta charla será una introducción a las herramientas más útiles y efectivas para poder alcanzar los objetivos y gestionar las dificultades que nos podemos encontrar en este bonito y largo proceso que es la educación de nuestros hijos.

    Reserva de plazas:
    Tfno.: 626962112
    academiamitchell@gmail.com

  •  Curso de Inteligencia Emocional para Educadores.

    Curso de Inteligencia Emocional para Educadores.

    1 de Marzo de 2016


    Curso de Inteligencia Emocional para Educadores.

    Reserva tu plaza.

    Contacta con nosotros para más información y si estás interesado,  en el tlf 663.458.081 o si lo prefieres, envíanos un email ainfo@inandoutpsicologia.com


  • Reserva tu plaza, inteligencia emocional

    Reserva tu plaza, inteligencia emocional

    27 de Febrero de 2016


    La inteligencia emocional se refiere a un
    " pensador con un corazón" que percibe, comprende y maneja relaciones sociales.

    Reserva tu plaza!!

    veronicarey@inandoutpsicologia.com

    Tel.663 45 80 81

  • Taller de Técnicas de Estudio

    Taller de Técnicas de Estudio

    18 de Febrero de 2016


    En nuestros talleres de técnicas de estudio, aportamos un aprendizaje efectivo en el que los niñ@s aprenden a aprovechar el tiempo dedicado al estudio y poder hacer otras actividades en su día a día.
    Planificar de forma exhaustiva cada materia así como mejorar la comprensión y profundizar en lo aprendido es muy importante, con la finalidad de afrontar los exámenes con el 100% de los contenidos asimilados.

    Llegar a formar alumnos estratégicos, capaces de realizar búsquedas, análisis y sintetizar la información de manera inteligente es lo que pretendemos con nuestros talleres además de, que todos los niñ@s adquieran un hábito de estudio adecuado.

    Nuestro programa ofrece los conocimientos necesarios para estudiar y aprender de una forma efectiva para ayudar a los alumnos a trabajar con confianza hacia el éxito.

    Si estás interesado, pídenos información en el tlf 663.458.081 o si lo prefieres, envíanos un email a info@inandoutpsicologia.com

    Impartimos nuestra formación en colegios, en academias y por supuesto, en nuestra consulta.